WomensLaw no es solamente para mujeres. Servimos y apoyamos a todos/as los/as sobrevivientes no importa su sexo o género.

Importante: Aun si las cortes están cerradas puede haber una forma para pedir una orden de protección y recursos de emergencia. Vea las Cortes y el COVID-19.

Información Legal: Utah

Utah: Órdenes de Restricción

Ver Todo
Actualizada: 
19 de noviembre de 2020

¿Cuál es la definición legal de violencia doméstica y maltrato en Utah?

Esta sección define lo que es violencia doméstica y maltrato para propósitos de conseguir una orden de protección:

Nota: Si usted está siendo maltratado/a por una persona con la cual tuvo una relación de novios/as pero nunca vivieron juntos/as, puede ser elegible para una orden de protección contra la violencia en el noviazgo. Si usted está buscando una orden de protección solamente para su hijo/a, no para usted, su hijo/a puede ser elegible para una orden de protección de menores. Si usted no cualifica para una orden de protección contra el maltrato de cohabitante, es posible que pueda conseguir un interdicto civil por acoso. Puede leer más sobre este tipo de orden en nuestra página de Interdictos por Acoso.

1 UT ST § 78B-7-102(1)
2 UT ST §§ 78B-7-102(5); 77-36-1(4)

¿Qué tipos de órdenes de protección hay? ¿Cuánto duran?

Hay dos tipos de órdenes de protección en Utah.

Una orden de protección temporal ex parte se puede dar si el/la juez/a cree que ha ocurrido o hay una probabilidad sustancial de que ocurra violencia doméstica o maltrato. El propósito de la orden es protegerle a usted y a cualquier otra “parte protegida” en su petición, de sufrir algún daño.1 Si el/la juez/a da la orden de protección ex parte, él/ella dará una fecha para una audiencia dentro de 20 días después de haberse dado la orden.2 Si el/la juez/a no le da una orden ex parte, usted aún puede pedir una audiencia para una orden de protección final dentro de cinco días después que el/la juez/a niegue su petición.3

Una orden de protección final se puede dar solamente después de una audiencia en la que tanto usted como el/la agresor/a hayan tenido la oportunidad de presentarse en la corte y presentar evidencia para contar su versión de la historia. Si el/la agresor/a decide no asistir, el juez/a aún puede dar la orden de protección. Es posible que aun así le requieran testificar sobre los incidentes en su petición.4 Una orden de protección final dura tres años.5 Sin embargo, es posible que dure más de tres años, hasta la fecha que el/la juez/a decida, si antes que expire la orden de protección usted presenta una moción en la que pruebe que:

  1. el/la agresor/a ha sido declarado/a culpable de una violación a una orden de protección o de cualquier crimen de violencia doméstica después que se dio la orden; o,
  2. usted tiene un “miedo razonable de sufrir daño, maltrato o violencia doméstica en un futuro”.5

Sin embargo, es posible que después de cierto tiempo el/la agresor/a pueda hacer una solicitud en la corte para pedir que la orden sea desestimada. Usualmente, el periodo de tiempo es un año pero hay excepciones.5 Para más información, vaya a ¿Puede el agresor o yo pedir que la orden sea desestimada? Además, si usted y el/la agresor/a están en un proceso de divorcio, eso puede afectar la duración de la orden. Vea Si estoy en proceso de divorcio, ¿afectará eso la duración de mi orden de protección? para más información.6

1 UT ST § 78B-7-603(1)(a)
2 UT ST § 78B-7-604(1)(a)
3 UT ST § 78B-7-604(3)
4 UT ST § 78B-7-603(3)
5 UT ST § 78B-7-606
6 UT ST § 78B-7-605

¿Qué protecciones puedo conseguir en una orden de protección contra el maltrato de cohabitante?

En una orden de protección ex parte, el/la juez/a puede ordenar que el/la agresor/a:

  1. pare de cometer o amenazar con cometer violencia doméstica o maltrato y pare de acosarle a usted o a cualquier familiar o miembro del hogar mencionado en la orden;
  2. pare de llamar, contactar o comunicarse con usted o con cualquier persona mencionada en la orden de cualquier forma, incluyendo el contacto indirecto. Hay una excepción para la comunicación relacionada a cualquier disposición de tiempo de crianza en la orden;
  3. ser excluido/a (sacarle) de su casa;
  4. mantenerse lejos de su carro, casa, escuela, trabajo, lugar de culto o de cualquier lugar específico al que usted vaya con frecuencia a menos que el/la agresor/a asista a la misma escuela, trabaje en el mismo lugar o asista al mismo lugar de culto – en ese caso, el/la juez/a no le puede ordenar a el/la agresor/a que se mantenga alejado/a de esos lugares pero sí puede regular el comportamiento que él/ella tenga en los mismos;
  5. mantenerse lejos del carro, casa, escuela, trabajo o lugar de culto de su familiar o miembro del hogar o de cualquier lugar específico al que su familiar o miembro del hogar vaya con frecuencia a menos que el/la agresor/a asista a la misma escuela, trabaje en el mismo lugar o asista al mismo lugar de culto – en ese caso, el/la juez/a no le puede ordenar a el/la agresor/a que se mantenga lejos de esos lugares pero sí puede regular el comportamiento que él/ella tenga en los mismos;
  6. no comprar, usar o poseer un arma de fuego u otra arma especificada por el/la juez/a. Nota: Para ordenar esto, el/la juez/a debe entender que el uso o posesión de un arma por parte de el/la agresor/a puede representar una “amenaza de daño para usted”;
  7. darle a usted el uso de un carro o cualquier otro artículo personal y ordenar que la policía le acompañe a su residencia para asegurarse que usted esté seguro/a mientras busca esas cosas;
  8. no interfiera con o cambie su teléfono, utilidades u otros servicios;
  9. no use alcohol o drogas ilegales antes o durante la visitación; y
  10. no saque a los/as menores de Utah.1

Una orden de protección ex parte también puede incluir cualquiera de las siguientes:

  1. darle a usted o a otra persona la custodia temporal de cualquier hijo/a menor de edad que usted tenga con el/la agresor/a;
  2. ordenarle a un/a abogado/a que sea guardián ad litem de cualquier hijo/a menor de edad para representar sus intereses;
  3. ordenarle a el/la demandado/a que mantenga cualquier contrato o cuenta de celular que tenga;
  4. ordenarle a usted y a el/la agresor/a que entreguen documentos financieros en la audiencia para una orden de protección final si usted pidió manutención de menores o conyugal; y
  5. ordenar cualquier otra cosa que el/la juez/a decida que es necesaria para su seguridad y la seguridad de su familia o miembros del hogar.2

En una orden de protección final, el/la juez/a puede ordenar:

  1. todas las protecciones en los números del 1 al 9 y 1 al 4, enumeradas arriba; y
  2. las siguientes protecciones adicionales:
    • ordenarle a su proveedor de teléfono celular que:
      • transfiera a nombre suyo la cuenta que estaba a nombre de el/la agresor/a; y
      • le transfiera a usted cualquier número telefónico que sea usado principalmente por usted o por alguien con quien usted vivirá mientras la orden esté vigente;
    • hacer los arreglos del tiempo de crianza, con o sin supervisión de una tercera persona, o prohibir el tiempo de crianza de ser necesario para proteger la seguridad de usted o de su hijo/a;3 y
    • manutención de menores y/o conyugal .4

El que un/a juez/a ordene cualquiera de las cosas antes mencionadas dependerá de los hechos de su caso.

1 UT ST § 78B-7-603(2); vea el formulario para una orden de protección temporal
2 UT ST § 78B-7-603(2)
3 UT ST §§ 78B-7-603(3),(4); 78B-7-117; vea el formulario para una orden de protección
4 Vea UT ST § 78B-7-603(7)

¿En qué condado puedo solicitar una orden de protección?

Puede presentar una petición en la corte de distrito en el condado donde usted vive, en el condado donde vive el/la agresor/a o en el condado donde ocurrió el maltrato.1

1 UT ST § 78B-7-104

Si el agresor vive en otro estado, ¿puedo conseguir una orden en su contra?

Si el/la agresor/a vive en un estado diferente al suyo, el/la juez/a podría no tener “jurisdicción personal” (poder) sobre ese/a agresor/a. Esto significa que es posible que el tribunal no pueda otorgar una orden en contra de él/ella.

Hay algunas formas en las que una corte puede tener jurisdicción personal sobre un/a agresor/a que es de otro estado:

  1. El/la agresor/a tiene una conexión sustancial a su estado. Quizás el/la agresor/a viaja regularmente a su estado para visitarlo/a, por negocios, para ver la familia extendida, o el/la agresor/a vivía en su estado y huyó recientemente.
  2. Uno de los actos de maltrato “ocurrió” en su estado. Quizás el/la agresor/a le envía mensajes amenazantes o le hace llamadas acosadoras desde otro estado pero usted lee los mensajes o contesta las llamadas mientras usted está en su estado. El/la juez/a puede decidir que el maltrato “ocurrió” mientras estaba en su estado. También puede ser posible que el/la agresor/a estaba en su estado cuando le maltrató pero desde entonces se fue del estado.
  3. Otra forma para que la corte adquiera jurisdicción es si usted presenta su petición en el estado donde usted está, y el/la agresor/a recibe notificación de la petición mientras él/ella está en ese estado.

Sin embargo, aunque nada de esto aplique a su situación, eso no necesariamente significa que usted no pueda conseguir una orden. A usted le pueden dar una orden por consentimiento o el/la juez/a puede encontrar otras circunstancias que permitan que la orden sea dada. Puede leer más sobre jurisdicción personal en nuestra sección de Asuntos Básicos del Sistema Judicial - Jurisdicción Personal.

Nota: Si el/la juez/a de su estado se niega a dar una orden, usted puede pedir una orden en la corte del estado donde vive el/la agresor/a. Sin embargo, recuerde que es probable que usted necesite presentar la petición en persona y asistir a varias citas en la corte, lo cual podría ser difícil si el estado de el/la agresor/a es lejos.