Sobre el Maltrato

Información acerca de prostitución y explotación sexual

Actualizada: 
1 de septiembre de 2016

¿Qué es la prostitución?

La prostitución es el intercambio de actos sexuales por dinero, comida, alquiler, drogas u otra cosa de valor. La prostitución puede ser una forma de explotación sexual y forzar a alguien a prostituirse puede ser, para un/a agresor/a, una manera de cometer violencia doméstica en contra de su pareja íntima. La explotación sexual puede incluir forzarle a alguien a participar en cualquiera de las siguiente:

  • prostitución en la calle;
  • salones de masaje o burdeles;
  • agencias de acompañantes;
  • clubes de striptease;
  • sexo por teléfono;
  • pornografía; y
  • tráfico doméstico e internacional.

La prostitución es ilegal en todo Estados Unidos con la excepción de algunas partes de Nevada. Pero, en años recientes a través de leyes y decisiones de casos, muchos estados se han alejado del enfoque de castigar a el/la prostituto/a y han dirigido su atención a las personas que hacen que la prostitución sea un negocio continuo.1

En Colorado, por ejemplo, alguien que se prostituye puede, como máximo, enfrentarse a hasta 6 meses en la cárcel y/o una multa de entre $50 y $750, dependiendo del caso individual.2 Pero en el mismo estado, un/a chulo/a o “pimp” (la persona que encuentra a los/las clientes/as para una persona prostituida) o un “john” (la persona que contrata a el/la prostituto/a) puede enfrentarse a hasta 12 años en la cárcel y una multa de $750,000.3

1 Wharton’s Criminal Law § 266
2 C.R.S. § § 18-7-201; 18-1.3-501
3 C.R.S. § § 18-7-206; 18-1.3-401

WomensLaw sirve y apoya a todas las personas sobrevivientes sin importar su sexo o género.