WomensLaw no es solamente para mujeres. Servimos y apoyamos a todos/as los/as sobrevivientes no importa su sexo o género.

Importante: Aun si las cortes están cerradas puede haber una forma para pedir una orden de protección y recursos de emergencia. Vea las Cortes y el COVID-19.

Escogiendo y Trabajando con un Abogado

Actualizada: 
28 de mayo de 2019

¿Qué decisiones sobre mi caso puedo tomar yo mismo?

Su abogado debe abogar por usted y representar sus intereses en los casos ante el juez. Su abogado puede tomar decisiones estratégicas sobre el caso como qué evidencia presentar, qué testigos testificarán, etc. Sin embargo, usted es la única persona que puede tomar decisiones sobre qué tipo de acuerdo aceptará en el caso. Por ejemplo, si el otro padre quiere custodia compartida o visitas no supervisadas y usted cree que esto no es lo mejor para usted o para su hijo/a, usted no tiene que aceptar esto sólo porque puede que su abogado/a quiera que usted lo haga. Usted puede decirle a su abogado/a que rechace la oferta y que vaya al juicio. Sin embargo, frecuentemente la gente acepta ofertas que no son exactamente lo que quiere para evitar que haya un resultado peor de un juicio. Su abogado/a debe darle a usted información y consejos para que pueda tomar una decisión educada sobre aceptar una oferta o ir al juicio. Su abogado/a puede decirle a usted la probabilidad de ganar su caso basado en lo que dice la ley y cómo los jueces tienden a fallar en su condado. Usted debe considerar todos los consejos de su abogado/a cuidadosamente – pero usted deber tomar la decisión final.

Antes de su audiencia, usted puede preguntarle a el/la abogado/a cómo piensa presentar su caso al juez. Recuerde que mientras usted está delante de el/la juez/a, es probable que su abogado/a esté tratando de repasar todo lo que usted le ha dicho para escoger las cosas más importantes que presentar. Si usted cree que el/la abogado/a ha olvidado algo o que le ha dicho algo erróneo a el/la juez/a, asegúrese de decírselo a su abogado/a. Usted sabe los hechos de su caso mejor que nadie y usted es una parte importante de su “equipo legal.” No deje usted que su abogado/a le intimide. Es importante tener una voz en la relación con su abogado/a.

Recuerde que aunque su abogado/a tiene conocimientos especiales en cuanto a la práctica de la abogacía, usted es la persona que ha contratado a el/la abogado/a y es su caso en que trabaja. Usted será la persona que tendrá que vivir con los resultados del caso después de que su abogado/a pase a trabajar con otros clientes.