WomensLaw no es solamente para mujeres. Servimos y apoyamos a todos/as los/as sobrevivientes no importa su sexo o género.

Sobre el Maltrato

El Maltrato entre Personas que Viven con el VIH/SIDA

Actualizada: 
25 de mayo de 2018

Vivo con el VIH/SIDA y quiero salir de una relación de maltrato. ¿Qué puedo hacer?

Vivir con el VIH puede afectar la decisión de alguien de alejarse del maltrato.

Algunos de los asuntos que podrían evitar que las víctimas que viven con el VIH/SIDA abandonen una relación de maltrato incluyen:

  • temor de que se revele su diagnóstico en contra de su voluntad si intentan marcharse;
  • discriminación en su contra cuando intentan buscar ayudar en albergues u otras opciones de viviendas de emergencia después de abandonar a el/la agresor/a; y/o
  • recursos financieros limitados si no pueden trabajar y, por lo tanto, puede resultar difícil obtener el dinero necesario para marcharse o para vivir separado/a de el/la agresor/a.1

Es posible que las víctimas LGBTQ de violencia doméstica que viven con el VIH/SIDA enfrenten obstáculos adicionales al dejar relaciones de maltrato debido a que sienten una vergüenza injustificada sobre su orientación sexual y sobre ser VIH positivo.1 Para más información sobre el maltrato en las relaciones LGBTQ, puede visitar nuestra página Víctimas LGBTQ.

Sin embargo, es importante saber que existe ayuda. Si usted está enfrentando alguna de estas situaciones, puede llamar a una organización local donde un/a intercesor/a puede ayudarle a decidir qué quiere hacer y qué tipo de ayuda está disponible para usted. Para encontrar una organización cercana, vaya a la página Intercesoras y Albergues y seleccione su estado en el menú desplegable. También puede llamar a la Línea Informativa Nacional de Violencia Doméstica al 1-800-799-7233.

Otra opción para las víctimas que viven con el VIH/SIDA es informarle a su médico/a o enfermero/a sobre el maltrato y solicitar ser referido/a o solicitar ayuda que el hospital local o el centro médico podrá brindar en el lugar. Por ejemplo, la clínica de VIH de una víctima podría estar asociada con agencias de violencia doméstica de la comunidad e incluso contar con un/a intercesor/a en la clínica. Si una víctima teme que el/la agresor/a se entere de que acudió a una agencia de violencia doméstica, ésta puede ser una mejor manera de buscar ayuda. Sin embargo, es posible que esto solo sea una opción para quienes:

  • están recibiendo actualmente atención médica para el VIH/SIDA;
  • confían en su médico/a o enfermero/a; y
  • pueden asistir a las citas solos/as y/o se reúnen con su médico/a o enfermero/a a solas, sin que el/la agresor/a esté presente.

1 Esta información ha sido adaptada de la información compilada de la página de la Oficina del Estado de Nueva York para la Prevención de la Violencia Doméstica “Violencia Doméstica y VIH/SIDA”.​