WomensLaw no es solamente para mujeres. Servimos y apoyamos a todos/as los/as sobrevivientes no importa su sexo o género.

Importante: Aun si las cortes están cerradas puede haber una forma para pedir una orden de protección y recursos de emergencia. Vea las Cortes y el COVID-19.

Información Legal: Iowa

Leyes Estatales de Armas de Fuego

Ver Todo
Actualizada: 
30 de octubre de 2020

¿Hay algo que pueda hacer para que sea más probable que le quiten el arma de fuego al agresor cuando me den una orden de protección?

Aunque no es necesario que en su orden de protección esté escrito que el/la agresor/a no puede comprar o tener un arma de fuego para que se haga cumplir la ley federal, el que esté escrito puede hacerlo más fácil. Hay algunos pasos que puede tomar para intentar aclarar esto:

  1. Si el/la agresor/a tiene un arma de fuego, asegúrese de solicitar en su petición para la orden de protección que le quiten las armas y se queden con ellas mientras su orden esté vigente. Puede escribir esto en la sección “Otro” de lo que le está pidiendo a el/la juez/a que haga. Es posible que también quiera escribir cuántas armas tiene el/la agresor/a y si alguna vez le ha amenazado con alguna.
  2. Pídale a el/la juez/a que escriba en su orden de protección que el/la agresor/a no puede comprar o tener un arma de fuego mientras la orden esté vigente. Probablemente haya un encasillado en el documento para que el/la juez/a lo marque.
  3. Antes de irse de la corte, verifique que la restricción de armas de fuego esté escrita (o marcada) en su orden. También puede servirle de ayuda si el/la juez/a explica lo que pasará con las armas de el/la agresor/a, quién se quedará con ellas y dónde estarán guardadas una vez que usted salga de la corte, y el plazo de tiempo en el que las armas deberán ser entregadas. Si el/la juez/a está de acuerdo en añadir lenguaje que diga que el/la agresor/a no puede quedarse con sus armas de fuego mientras la orden de protección esté vigente, es posible que quiera pedirle a el/la juez/a que:
  • requiera que el/la agresor/a le entregue sus armas de fuego a la policía, o que la policía vaya a la casa de el/la agresor/a y las busque;
  • le aclare tanto a usted como a el/la agresor/a por cuánto tiempo se le quitarán las armas de fuego a el/la agresor/a;
  • ordene que la policía le notifique a usted cuando se le devuelvan las armas de fuego a el/la agresor/a.