WomensLaw no es solamente para mujeres. Servimos y apoyamos a todos/as los/as sobrevivientes no importa su sexo o género.

Importante: Aun si las cortes están cerradas puede haber una forma para pedir una orden de protección y recursos de emergencia. Vea las Cortes y el COVID-19.

Información Legal

Asuntos Básicos del Sistema Judicial

Ver Todo

¿Por qué WomensLaw.org tiene una sección llamada Preparándose para la Corte – Por su Cuenta?

Un alto porcentaje de sobrevivientes de violencia doméstica enfrentan el sistema judicial por su cuenta. El proceso judicial puede ser difícil, aún para las personas que tienen experiencia en la corte. Algunos/as sobrevivientes deciden no buscar ayuda de la corte porque el proceso judicial les intimida, porque no entienden las leyes, o le temen a lo desconocido. Sin embargo, no ir a la corte puede significar perder protecciones significativas y otros resultados que podrían mejorar la situación de un/a sobreviviente. Diseñamos esta sección para ayudar a personas que no tienen experiencia en la corte, o que tienen muy poca experiencia con el sistema judicial, a manejar lo que puede ser un proceso bastante complicado. El conocimiento es poder, y si usted sabe qué esperar y tiene algunas herramientas que pueda usar cuando esté envuelto/a en un litigio con una pareja maltratante, podría tener una mejor oportunidad de conseguir un resultado favorable.

Las leyes de cada estado pueden variar en algunas cosas y ser muy parecidas en otras. Tratamos de hacer esta sección lo más general posible para que una persona en cualquier estado o territorio pueda beneficiarse. Si aún tiene preguntas después de leer esta sección, puede dirigirse a nuestra Línea Informativa por Email donde le ofrecemos información legal y referidos.

¿Qué significa ser un litigante pro se?

Un/a litigante pro se, o litigante por derecho propio (que se representa a sí mismo), es alguien que no tiene un/a abogado/a que le represente en un caso judicial. Algunos casos judiciales son sencillos y puede pasar por el proceso sin que un/a abogado/a le represente. El tribunal de reclamos menores (tribunal de controversias de cuantía menor), por ejemplo, está diseñado con procedimientos y requisitos simples para que usted pueda presentar su reclamación en la corte sin un/a abogado/a. Otros casos, sin embargo, son más complicados y pueden requerir mociones, descubrimiento de prueba, u otros procedimientos legales para completarlos con éxito. Los casos de divorcio caen en esta categoría si hay hijos/as, propiedades, bienes, u otros asuntos que necesitan resolverse. Ya que el divorcio puede ser complicado y envolver derechos legales importantes, sería útil consultar un/a abogado/a si cree que va a presentar una demanda de divorcio. Puede conseguir información sobre abogados/as gratuitos y pagados/as en nuestra página Encontrando a un Abogado.

¿Por qué es importante si tengo o no un abogado?

El conocimiento que tiene un/a abogado/a sobre las leyes y reglas de evidencia puede ser muy importante durante el proceso judicial. Un/a abogado/a debe ser capaz de explicar lo que usted tiene que probar en su caso para conseguir el resultado que desea, avisarle sobre posibles obstáculos, y discutir sus probabilidades de tener éxito, entre otras cosas. Por lo tanto, debe considerar trabajar su caso con un/a abogado/a si puede conseguir un/a, preferiblemente con conocimiento en violencia doméstica,.

Nuestra página Escogiendo y Trabajando con un Abogado tiene ideas de preguntas que le puede hacer a un/a abogado/a en su primera reunión para ver si es el/la adecuado/a para su caso. Sin embargo, si usted consigue un/a abogado/a de una organización sin fines de lucro o si la corte le asigna uno/a, no puede darse el lujo de entrevistar a varios/as abogados/as para encontrar uno/a adecuado; deberá trabajar con quien le asignen.

Tristemente, la realidad es que muchas personas no pueden pagar un/a abogado/a que les represente y las organizaciones de servicios legales aún no tienen los recursos que necesitan para representar a todas las personas que solicitan sus servicios. Si usted no puede conseguir un/a abogado/a que le represente, ya sea gratuito o pagando, debe considerar seriamente por lo menos consultar a uno/a antes de decidir su plan de acción para el caso. Además de las organizaciones de servicios legales, también hay servicios de referidos legales que usualmente ofrecen consultas iniciales con abogados/as a bajo costo. Estas generalmente las proveen asociaciones de abogados/as del estado. Puede conseguir información sobre abogados/as gratuitos y pagados/as en nuestra página Encontrando a un Abogado.

Si yo mismo me represento en la corte, ¿cómo me tratará el juez?

Generalmente, usted puede representarse a sí mismo/a en la corte si así lo desea, excepto en algunas circunstancias muy limitadas. Si usted decide representarse a sí mismo/a en la corte, algunos/as jueces/zas pueden ser más flexibles con usted. Sin embargo, es posible que otros/as pueden exigirle los mismos estándares que a un/a abogado/a y hasta pueden tener una predisposición no intencional en contra de litigantes que se representan a sí mismos/as. En otras palabras, el/la juez/a puede esperar que usted sepa:

  • cuál es el propósito de las distintas comparecencias y conferencias en su caso particular;
  • si el descubrimiento de pruebas está permitido;
  • las mociones que se deben presentar;
  • cómo llevar a cabo un juicio en general y, específicamente, cómo presentar evidencia, interrogar testigos, y objetar evidencia no favorable.

Esto puede sonar bastante complicado, pero puede revisar las otras páginas en esta sección de Preparándose para la Corte – Por su Cuenta para los conceptos básicos de estos temas prácticos. La mayoría de los estados también tienen materiales para litigantes que se representan a sí mismos/as en los sitios web de sus cortes y algunos hasta pueden tener centros de autoayuda en la corte donde puede ir a conseguir consejos breves o ayuda llenando los formularios de la corte. También puede ver nuestros vídeos en español, con subtítulos en inglés, sobre Preparándose para la Corte.

Algunos casos son especialmente complicados y tienen que ver con derechos legales importantes. En esos casos, es importante tener un/a abogado/a. Si su caso tiene que ver con cualquiera de los siguientes asuntos, debe considerar seriamente contratar a un/a abogado/a para que le ayude, de ser posible:

  • secuestro parental;
  • divorcio disputado;
  • custodia disputada;
  • inmigración; o
  • si la otra parte tiene un/a abogado/a.

¿Cómo puedo hacer una investigación legal?

Además de leer las reglas de evidencia de su estado, quizás quiera hacer un estudio adicional para prepararse para su caso en la corte. Estas son algunas ideas de cómo proceder:

  • Vaya a una biblioteca de derecho, en el tribunal o en una escuela local de derecho. Varios tribunales tienen bibliotecas en las que puede encontrar precedentes legales (casos anteriores similares, “case law” en inglés), leyes, y materiales de fuentes secundarias. Un/a bibliotecario/a de derecho puede que le ayude en su investigación.
  • Vea si su tribunal tiene una oficina para las personas que se representan a ellas mismas (que son “pro se”). Este tipo de oficina está diseñada para proveer información, instrucciones y formularios a personas que se representan a sí mismas en la corte.
  • Busque herramientas en línea que permiten acceso a precedentes legales o artículos sobre temas legales como Google Scholar. (WomensLaw.org no le garantiza los servicios de Google Scholar – le brindamos esta información solo para su conocimiento).