WomensLaw no es solamente para mujeres. Servimos y apoyamos a todos/as los/as sobrevivientes no importa su sexo o género.

Importante: Aun si las cortes están cerradas puede haber una forma para pedir una orden de protección y recursos de emergencia. Vea las Cortes y el COVID-19.

Sobre el Maltrato

Maltrato de Ancianos

Maltrato de Ancianos

Actualizada: 
15 de agosto de 2019

Esta página trata sobre ancianos/as que están siendo maltratados/as por su cuidador/a. A veces, un/a familiar o una pareja íntima también puede ser un/a cuidador/a. Esto significa, que si está siendo maltratado/a por un/a cuidador/a, en ocasiones también podría calificar para una orden de restricción por violencia doméstica en su estado. Puede leer más sobre esto en ¿Puedo obtener una orden de restricción para el maltrato de ancianos? Si es una persona mayor en una relación de maltrato con su pareja íntima, puede leer más sobre violencia doméstica en nuestra página de Formas Específicas de Maltrato. También puede leer sobre las órdenes de restricción contra la violencia doméstica en su estado en nuestras páginas de Conozca la Ley - Por Estado.

Información básica y definiciones

¿Quién se considera “anciano” o “persona mayor”?”

En Estados Unidos, hay muchas definiciones para anciano/a o “persona mayor” (también conocido en inglés como “senior citizen”). Por ejemplo, la edad original establecida por la Administración del Seguro Social (SSA) para recibir beneficios era 65 años de edad en el 1935. Actualmente, es 66 años de edad, con planes de aumentarlo a 67 años en el futuro. Sin embargo, a los 62 años, el Seguro Social (SSA) le permite a una persona recibir beneficios parciales de retiro.1La Ley para Ancianos/as Americanos/as (“Older Americans Act”) le ofrece servicios a personas de hasta 55 años de edad.2Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades define a un/a “anciano/a” como alguien que tiene por lo menos 60 años de edad. Muchos estados pueden tener distintas definiciones para “anciano/a” al decidir qué recursos están disponibles en los casos de maltrato de ancianos/as, aunque la mayoría de los estados comúnmente utilizan la edad de 65 años como el límite.3

1 Planificador de Beneficios: Jubilación,” Administración del Seguro Social
2 Ley para Ancianos Americanos,” Comité Nacional para Preservar el Seguro Social & Medicare (solamente disponible en inglés)
3 Leyes Específicas de Cada Estado,” Guía de Maltrato de Ancianos/as para Agencias del Orden Público (solamente disponible en inglés)

¿Qué tipos de “cuidadores” hay?

Es posible que haya mucha gente envuelta en el cuidado de una persona mayor. Especialmente en casos en los que una persona mayor no es mentalmente capaz de tomar decisiones por su cuenta, la ley muchas veces se refiere a un/a cuidador/a como un/a “adulto/a responsable”. Los tipos de cuidadores/as incluyen:

  • Familiares o cuidadores/as informales, que pueden ser un/a pariente, una pareja, un/a amigo/a, o vecino/a que tenga una relación personal significativa con el/la anciano/a. Estos/as pueden brindarle distintos tipos de ayuda a un/a anciano/a, y ser el/la responsable principal del cuidado de una persona mayor.
  • Cuidadores/as formales, que son trabajadores/as pagos/as o voluntarios/as que ayudan y cuidan a una persona mayor a través de una organización u otro servicio formal. Estos/as pueden darle una variedad de servicios de apoyo, tanto en el hogar de el/la anciano/a como a través de servicios comunitarios locales. Estos servicios pueden incluir asistencia con el aseo, las tareas, los servicios de cuidado diurno para adultos/as, la transportación y las comidas.1

1 Esta información es adaptada de la Alianza de Cuidadores de Familia. (solamente disponible en inglés)

¿Qué es el maltrato de ancianos?

Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) define el maltrato de ancianos/as como “un acto intencional, o la incapacidad para actuar, por parte de un/a cuidador/a u otra persona en una relación basada en la confianza que causa o crea el riesgo de daño a una persona mayor”.1 La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el maltrato de ancianos/as como “un acto único o repetido que le causa daño o sufrimiento a una persona de edad avanzada, o la falta de medidas apropiadas para evitarlo, que se produce en una relación basada en la confianza”.2 En otras palabras, el maltrato de ancianos/as es cuando una persona en la que una persona mayor debe confiar le hace daño o pone en riesgo de daño a ese/a persona mayor, ya sea haciéndole el daño intencionalmente o siendo incapaz de evitar que la persona se haga daño. El CDC define a una persona mayor como alguien de 60 años o más.1 Sin embargo, no hay una edad reconocida universalmente para “personas mayores” como se explica en ¿Quién es considerado “anciano” o “persona mayor”?

1 Maltrato de Ancianos: Definiciones,” Centros para el Control de Enfermedades (solamente disponible en inglés)
2 El Maltrato de Ancianos,” Organización Mundial de la Salud

Señales de maltrato de ancianos y factores de riesgo

¿Cómo puedo reconocer las señales de maltrato de ancianos?

Estas son algunas señales comunes de maltrato que una persona mayor puede mostrar. Sin embargo, estas no son todas las posibles señales de maltrato de ancianos/as.

  • Señales de maltrato físico, abuso sexual y negligencia:
    • moretones, especialmente cuando los moretones están agrupados en un área o en patrones regulares;
    • ojos morados;
    • ronchas;
    • señales de sobredosis de medicamentos;
    • señales de no haberse tomado los medicamentos;
    • evita el contacto visual;
    • se asusta con facilidad;
    • demuestra sentir “vergüenza” si alguien le toca;
    • muestra afecto de formas inusuales o inapropiadas;
    • cambios en los patrones de sueño;
    • se queja de dolores de estómago o de cabeza; y
    • se niega a recibir visitas.
  • Señales de maltrato emocional y psicológico:
    • se agita o demuestra miedo cuando está cerca de una persona específica (usualmente el/la agresor/a);
    • evita el contacto y las actividades normales;
    • apatía (dejadez o indiferencia);
    • vuelve a comportamientos de niños/as, como chupar, mecerse o morder (regresión); y
    • cambios de humor.
  • Señales de abuso económico:
    • vergüenza;
    • recelo; y
    • evita el contacto y las actividades normales.1

Muchas señales de maltrato de ancianos/as se confunden frecuentemente con asuntos normales del envejecimiento. Por ejemplo, alguien puede pensar que una persona mayor simplemente cambió con la edad si antes era sociable y conversador/a, pero ahora se asusta con facilidad o evita el contacto visual. Identificar el maltrato de ancianos/as puede ser complicado, ya que muchos de los síntomas pueden coincidir con síntomas del envejecimiento o problemas médicos, como demencia, debilidad o con otros problemas relacionados a la edad.

A menudo, si la persona mayor reporta el maltrato, el/la agresor/a negará el maltrato si es confrontado/a, y puede decir que el/la anciano/a se está inventando el maltrato, está exagerando o malinterpretando un comportamiento normal. En muchos de los casos, sin embargo, las personas mayores víctimas de maltrato, al igual que las víctimas de maltrato de otras edades, pueden negar que están siendo maltratados/as por una serie de razones.

Al igual que las víctimas de otras edades, cada anciano/a maltratado/a mostrará distintas señales de abuso y, por lo tanto, cada uno/a necesitarán distintos tipos de ayuda. Puede que sea necesario comparar las señales de maltrato con el comportamiento normal de el/la anciano/a, y considerarlas ante su salud física y mental. Si usted teme que un/a anciano/a está siendo maltratado/a, puede hablar con un/a profesional médico de confianza para evaluar las señales de maltrato o con su oficina de Servicios de Protección de Adultos local.2

1 Reconociendo y Respondiendo a la Violencia Doméstica y al Abuso Sexual en la Edad Avanzada,” Sociedad Americana del Envejecimiento (solamente disponible en inglés)
2 El Maltrato de las Personas Mayores,” Organización Mundial de la Salud

¿Cuán común es el maltrato a las personas mayores?

El Consejo Nacional sobre el Envejecimiento informa que uno/a de cada diez Americanos/as de 60+ años ha experimentado alguna forma de maltrato de ancianos/as. Sin embargo, sólo uno de cada catorce casos de maltrato de ancianos/as es reportado a las autoridades. En casi el 60% de los incidentes de maltrato de ancianos/as y de negligencia (abandono o descuido), el/la agresor/a es un/a familiar y probablemente un/a hijo/a adulto/a o esposo/a. Otras veces, el maltrato ocurre en instituciones, como cuidado residencial, hospitales y facilidades de cuidado diurno.1

Sin embargo, hay varias razones por las que puede ser difícil para los/as investigadores/as conseguir estadísticas correctas sobre el maltrato de ancianos/as. Por ejemplo, como muchas víctimas de maltrato, las personas mayores pueden no estar dispuestos/as a reportar la situación porque tienen miedo de que el maltrato empeore. Algunas víctimas de maltrato de ancianos/as no pueden reportar el abuso o cuando lo reportan no le creen por su condición física o mental.2

1 Datos del Maltrato de Ancianos,”Consejo Nacional sobre el Envejecimiento (solamente disponible en inglés)
2 Maltrato de Ancianos,” Línea de Ayuda Nacional Online de Asalto Sexual (RAINN)

¿Cuáles son los factores de riesgo para el maltrato de ancianos?

Hay ciertos factores de riesgo que hacen que un/a cuidador/a sea más propenso/a a maltratar a un/a anciano/a tanto en el hogar como en ambientes de cuidado profesional, tales como:

  • una enfermedad mental actual y no tratada;
  • abuso de alcohol;
  • falta de paciencia;
  • tener un “mal temperamento” o un “mal genio”;
  • falta de preparación y adiestramiento para las responsabilidades de cuido;
  • ser cuidador/a desde una edad muy temprana;
  • falta de habilidades para enfrentar problemas;
  • exposición a maltrato cuando niño/a;
  • dependencia financiera o emocional de un/a adulto/a mayor vulnerable;
  • historial de comportamiento perturbador;
  • falta de apoyo social e institucional;
  • falta de servicios formales para cuidadores/as en la comunidad, como relevo del cuidado, descansos frecuentes o cambios de turno en un hogar de ancianos/as;
  • un ambiente que tolera o acepta el comportamiento agresivo;
  • falta de supervisión administrativa o de la comunidad para el personal de atención médica, tutores/as, u otras personas responsables del cuidado de una persona mayor;
  • aislamiento de amigos/as, familiares o un grupo de apoyo;
  • creencias negativas o indiferentes sobre las personas mayores y el envejecimiento; o
  • la falta de personal, el agotamiento del personal y condiciones de trabajo estresantes.1

1 Esta información fue adaptada de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Información adicional y dónde conseguir ayuda

Soy una persona mayor siendo maltratada. ¿Cómo puede el maltrato afectar mi salud y bienestar?

Lamentablemente, no ha habido muchos estudios sobre los efectos del maltrato de ancianos/as. Los estudios que se han hecho, sin embargo, demuestran que muchos de los efectos del maltrato de ancianos/as son parecidos a las señales del maltrato de ancianos/as, incluyendo daño físico, como ronchas, moretones y otras heridas, y daño emocional, como agitación, vergüenza y regresión. Otros efectos del maltrato de ancianos/as incluye:

  • problemas comiendo y bebiendo;
  • dificultad para dormir;
  • más vulnerable a enfermedades nuevas, incluyendo infecciones de transmisión sexual;
  • mayor daño por las condiciones de salud existentes;
  • mayor riesgo de sufrir miedo y ansiedad;
  • inhabilidad de cuidarse a sí mismo/a;
  • trastorno de estrés postraumático (“PTSD”); y
  • mayor riesgo de muerte temprana.1

1 Esta información fue adaptada de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

¿Puedo obtener una orden de restricción para el maltrato de ancianos?

Si usted está siendo maltratado/a por un/a cuidador/a, o si un/a anciano/a que usted conoce está siendo maltratado/a por un/a cuidador/a, usted o el/la anciano/a que usted conoce podría calificar para una orden de restricción. Podría ser una orden de restricción por violencia doméstica o una orden de restricción específicamente para el “maltrato de ancianos/as” o para “adultos vulnerables”, dependiendo de su estado.

Los siguientes estados y territorios tienen órdenes legales que protegen específicamente a personas mayores o vulnerables de recibir maltrato de alguien que se supone sea responsable de su cuidado:

Alabama
California
Colorado
Florida (¡pronto disponible en WomensLaw.org!)
Illinois
Iowa
Oregón
Puerto Rico
Tennessee (¡pronto disponible en WomensLaw.org!)
Washington
Wisconsin
Islas Vírgenes (¡pronto disponible WomensLaw.org!)

En los estados que no hay una orden específica para la protección de personas mayores o vulnerables, usted puede recibir protección legal de otro tipo de orden. Por ejemplo, un/a adulto/a mayor que está siendo maltratado/a por un/a familiar puede conseguir una orden que proteja a víctimas de violencia doméstica. Verifique las órdenes de restricción disponibles en su estado seleccionando su estado en nuestra sección Conozca la Ley – Por Estado.

¿Dónde puedo encontrar recursos y ayuda adicional para el maltrato de ancianos?

En los siguientes sitios web puede encontrar más información si quiere aprender más sobre cómo el maltrato de ancianos/as puede afectar a las personas mayores y sobre cómo conseguir ayuda:

También puede encontrar organizaciones que ayudan a víctimas de maltrato de ancianos/as en nuestra página de Organizaciones Nacionales – Maltrato a Personas Mayores.