WomensLaw no es solamente para mujeres. Servimos y apoyamos a todos/as los/as sobrevivientes no importa su sexo o género.

Sobre el Maltrato

Abuso Económico

Actualizada: 
19 de junio de 2017

¿Qué es la violencia económica/financiera?

La violencia económica es una forma de violencia doméstica. Tanto la retención de dinero, el robo de dinero así como el restringirle el uso de los recursos económicos son ejemplos de abuso económico. Para determinar si su pareja le está abusando económicamente, mantenga en mente las respuestas a las preguntas aquí a continuación.

Su pareja:

  • ¿Le roba dinero a usted o a su familia?
  • ¿Le fuerza a darle acceso a sus cuentas de banco para hacer transacciones sin pedirle su opinión?
  • ¿Le hace sentir como si no tuviera derecho a saber los detalles de como se maneja el dinero o los recursos económicos de la familia?
  • ¿Le asigna una cantidad de dinero a la semana o al mes aún si usted no está de acuerdo?
  • ¿Le fuerza a rendirle cuentas de cómo ha gastado el dinero, por ejemplo, pidiéndole recibos?
  • ¿Le impide estudiar o asistir a cursos de capacitación?
  • ¿Gasta más de la cuenta utilizando sus tarjetas de crédito o se rehúsa a pagar los cargos lo cual le está arruinando a usted su crédito?
  • ¿Restringe los recursos físicos tales como comida, ropa, medicamentos, amparo?
  • ¿Le fuerza a entregarle su sueldo o sus cheques del beneficio público?
  • ¿Le fuerza a liquidar, vender, o darle poder sobre todos sus bienes financieros (por ejemplo, bonos, acciones o propiedades)?
  • ¿Le fuerza a darle poder notarial para que su pareja pueda firmar documentos legales?
  • ¿Le fuerza a trabajar en el negocio familiar y le paga muy poco o nada por su trabajo?

Si ha contestado “sí” a más de una pregunta, su pareja puede ser abusando de usted económicamente. Si existe violencia económica, es posible que también existan otros tipos de maltrato en su relación. Para saber si está siendo abusado/a físicamente, emocionalmente, o sexualmente, puede visitar nuestras páginas: ¿Estoy Siendo Abusada? y Violencia Doméstica.

1 Esta información fue adaptada de The Allstate Foundation’s & NNEDV’s «Moving Ahead Through Financial Empowerment Curriculum»

El agresor tiene acceso a toda mi información financiera y a mi información de identidad. ¿Qué puedo hacer?

Si el/la agresor/a tiene acceso a los estados de cuenta de sus tarjeta de crédito, su número del Seguro Social u otra información de identidad, le puede ser más fácil abrir cuentas a su nombre o acceder sus cuentas actuales. (Si el/la agresor/a tiene los números de Seguro Social de sus hijos/as, es posible que él/ella aun abra cuentas a nombre de ellos/as). Debería considerar tomar medidas para mantener segura su información personal.

Algunas de las medidas que pudiera tomar son llamar a su banco y a las compañías de sus tarjeta de crédito y pedirles que cambien su numero de cuenta, su numero PIN, sus contraseñas, y otros códigos de acceso. Intente a crear contraseñas que sean difíciles de adivinar a otra persona. Si usted accede a su cuenta de banco a través de su computadora personal o si es que guarda su información financiera en su computadora personal, asegúrese de mantener su computadora segura y no al alcance de el/la agresor/a para que éste/a no pueda tener acceso e instalar en ella un programa espía. Para informarse sobre cómo mantener su computadora segura, visite nuestra página Seguridad de Internet. Si es apropiado y posible, quizás desee considerar la posibilidad de inscribirse en un programa de protección de crédito de buena reputación a través de su compañía de tarjeta de crédito o banco. Tenga en cuenta que puede haber una cuota que paga una sola vez o cuota anual asociada a dicha protección.

El agresor me ha pedido que cosignataria de un préstamo o una tarjeta de crédito. ¿Es buena idea?

Generalmente, no es una buena idea dar su firma (co-firmar) un contrato financiero, incluyendo tarjetas de crédito, con alguien que usted no cree que sea completamente honesto/a y responsable de pagar la deuda. Si algo sucede, por ejemplo, si la persona desaparece o se rehúsa a pagar, usted puede terminar siendo responsable por la deuda incurrida y su crédito puede ser arruinado si no hace los pagos a tiempo. Si ya le dio su firma para un préstamo o tarjeta de crédito y la otra persona no ha hecho los pagos, por favor lea la sección Después de que su agresor le ha quitado su dinero y/o ha incurrido deudas a nombre de usted.