WomensLaw no es solamente para mujeres. Servimos y apoyamos a todos/as los/as sobrevivientes no importa su sexo o género.

Seguridad en el Uso del Internet

Actualizada: 
13 de marzo de 2019

¿Qué medidas de seguridad debo tomar aún cuando creo que el agresor no tiene acceso a mi cuenta de correo electrónico?

Si cree que el/la agresor/a no tiene acceso a su cuenta de correo electrónico, estas son algunas de las medidas que usted podrá tomar de todos modos, para tratar de mantener la seguridad de su cuenta:

  1. Asegúrese de tener una contraseña que el/la agresor/a no pueda imaginar. Elija una contraseña que no contenga información obvia (como su nombre, su cumpleaños, número de Seguro Social, nombre de una mascota, etc.), que el/la agresor/a podría adivinar. También puede ser buena idea cambiar su contraseña de manera periódica. Si no está seguro/a en cuanto a cómo cambiar la contraseña de su cuenta de correo electrónico, es probable que pueda encontrar esa información en “ayuda” o “?”. También puede conocer más acerca de configurar una contraseña segura en Techsafety.org.
  2. No escriba su contraseña en papel. Asegúrese de cambiar la configuración de su computadora de manera que no guarde su nombre de usuario/a (dirección de correo electrónico) y contraseña. Es posible que su computadora le pregunte si quiere guardar su nombre de usuario/a y contraseña después de que los ingrese. Asegúrese de hacer clic en “no”.
  3. Cuando termine de usar su correo electrónico, siempre cierre la sesión o desconéctese de la red. Si no hace clic en “cerrar sesión” o “desconectarse de la red”, es posible que su cuenta de correo electrónico siga abierta, aunque usted haya cerrado la ventana.
  4. Si decide darle al/a la agresor/a su dirección de correo electrónico, recuerde no abrir ningún mensaje con archivos adjuntos enviados por el/la agresor/a ni responder un correo electrónico enviado por él/ella mediante su nueva cuenta de correo electrónico, porque estas acciones podrán permitir que el/la agresor/a instale un spyware en su computadora y haga un seguimiento de sus mensajes de correo electrónico.

Es posible que también quiera seguir las medidas indicadas en ¿Qué debo hacer si creo que el agresor tiene acceso a mi cuenta de correo electrónico?, en caso de que el/la agresor/a tenga acceso a su cuenta de correo electrónico sin que usted lo sepa.