WomensLaw no es solamente para mujeres. Servimos y apoyamos a todos/as los/as sobrevivientes no importa su sexo o género.

Importante: Aun si las cortes están cerradas puede haber una forma para pedir una orden de protección y recursos de emergencia. Vea las Cortes y el COVID-19.
Déjenos saber: ¿Cómo WomensLaw puede servirle mejor en estos tiempos tan difíciles?

Información Legal: Religious

Abuso en la Comunidad Judía

Actualizada : 
7 de agosto de 2018

¿Qué hago si mi esposo se niega a concederme el “get“? ¿Qué puede hacer la esposa?

Si su esposo se niega a concederle un get, hable con su rabino/a. Es posible que él o ella convoque a un beit din (tribunal rabínico) y emita un seruv (decreto) contra su esposo. También es posible que su rabino/a logre que la comunidad presione a su esposo para que le conceda un get. También podrá contactar a una organización que le brinde ayuda con el divorcio judío. Estas organizaciones proporcionan asesoramiento legal y terapeutas capacitados a las mujeres para ayudar a víctimas de violencia doméstica. También puede leer ¿Qué tipo de medidas podría tomar una comunidad contra un “mesarev get”? sobre alternativas que puede tomar una comunidad contra un esposo que se niega a conceder un get (mesarev get). Es posible que usted u otros miembros de la comunidad logren que la comunidad tome las medidas mencionadas contra su esposo.

Sin embargo, es posible que desee hablar con un/a intercesor/a de violencia doméstica antes de participar en medidas comunitarias para intentar implementar un plan que la mantenga a salvo de su esposo.

Puede encontrar intercesores/as en su área en Intercesoras y Albergues. Puede encontrar consejos sobre cómo implementar un plan de seguridad para estar a salvo de un/a agresor/a en nuestra página Ideas para su Seguridad.

Si mi esposo no me concede un “get” ¿aún puedo obtener un divorcio civil?

Si el esposo se niega a conceder a su mujer un get, de todas formas puede obtener un divorcio civil en todos los estados.

Algunos estados tienen protecciones especiales para las mujeres cuyos esposos se niegan a conceder un get. Por ejemplo, en Nueva York existe la ley llamada “Ley del get”, que se encuentra en la Ley de Relaciones Domésticas, artículo 253. Esta ley establece que cuando una parte hace una demanda de divorcio civil, es responsabilidad de ambas partes garantizar que no existan barreras para que cualquiera de las partes vuelva a contraer matrimonio (religioso o de otro tipo) después del divorcio. Esto efectivamente asegura que un hombre no pueda, de acuerdo con las leyes de Nueva York, negarse a conceder un get a una mujer.

Nota: Actualmente, la “Ley Get” de Nueva York se está debatiendo en un caso denominado Masri v. Masri. Si usted vive en Nueva York, asegúrese de hablar con su abogado/a civil y su rabino/a sobre si puede utilizar esta ley para obtener un get y sobre cómo asegurarse de que su esposo le conceda un get.

Si vive en un estado diferente a Nueva York, puede hablar con su abogado/a especialista en divorcio para que él/ella le pida a el/la juez/a una orden similar. Aunque es posible que muchos jueces/zas no quieran tratar este tipo de temas, un/a abogado/a podría presentar argumentos legales para convencer a el/la juez/a de que ordenar al esposo que conceda el otorgamiento de un get está en línea con el propósito de un divorcio civil. Ingrese a nuestra página Encontrando a un Abogado y seleccione su estado en el menú desplegable para conocer los recursos legales en su estado. También puede buscar abogados/as que trabajen con la ley get en nuestra página Recursos Judíos.

¿Qué tipo de acciones podría tomar una comunidad en contra de un “mesarev get?”

Un beit din (tribunal rabínico), con frecuencia dictará un seruv (decreto) contra el esposo que se niega a conceder un get (mesarev get). El seruv condena al mesarev get por negarse a conceder un get a su esposa. Los seruvim (plural de seruv) se toman muy en serio en las comunidades judías religiosas. Sin embargo, fuera del Estado de Israel, los seruvim no tienen fuerza legal en el marco de la ley civil.

Muchas comunidades ortodoxas ejercerán presión social o financiera sobre un mesarev get para obligarlo a que se divorcie de su esposa. Algunas comunidades se negarán a permitirle que participe de la vida de la sinagoga, los/las amigos/as cortarán los vínculos con él y los miembros de muchas comunidades se negarán a realizar negocios con él. Las comunidades judías publican los nombres de los mesarvei get (plural de mesarev get) en sus boletines informativos, periódicos locales e incluso en Internet, y se aseguran de que la conducta inadecuada del hombre sea ampliamente conocida. Con frecuencia, los miembros preocupados de una comunidad harán una manifestación fuera de la casa de un mesarev get o pedirán que se boicotee su comercio o tienda. Estas tácticas pueden ser muy efectivas.

¿Qué papel desempeña la violencia doméstica en las cuestiones de “mesarvei get” y “agunot"?

Negarse a conceder un get es un tipo de maltrato en sí mismo. Un hombre que se niega conceder a su esposa un get está abusando de sus privilegios según la ley judía y está buscando controlarla de una manera maltratante. Con frecuencia, cuando un hombre no quiere otorgar a su mujer un get, esto es una prolongación de los comportamientos controladores y agresivos que estuvieron presentes en el matrimonio de la pareja, tales como el abuso físico, emocional, económico y sexual.

Muchas mujeres judías que han sobrevivido a la violencia doméstica sienten vergüenza porque creen que otros esposos judíos no son agresivos y que son ellas quienes no han cumplido con sus obligaciones de generar shalom bayit (paz en el hogar). Recuerde que la violencia doméstica nunca es culpa de la víctima, no importa cuál sea su religión. Los índices de violencia doméstica son casi los mismos en la comunidad judía que en la comunidad en conjunto, y son los mismos en todos los niveles económicos, educativos, en todas las corrientes del judaísmo y en todos los niveles de observancia. Una mujer judía tiene tantas probabilidades como cualquier otra mujer de convertirse en víctima de violencia doméstica. Al igual que todas las víctimas, no merece el maltrato. Merece el derecho a tomar los pasos que sean necesarios para garantizar su seguridad y felicidad, y la seguridad y felicidad de sus hijos/as e hijos/as futuros/as.

Muchos battei din (tribunales rabínicos) consideran que es una obligación moral ayudar a una mujer maltratada a alejarse de su esposo y obtener un get. Si su battei din (tribunal rabínico) no es proactivo, usted podría considerar comunicarse con una organización que brinde asistencia a las agunot (“mujeres encadenadas”) y víctimas de violencia doméstica en nuestra página Recursos para Judíos.