WomensLaw no es solamente para mujeres. Servimos y apoyamos a todos/as los/as sobrevivientes no importa su sexo o género.

Importante: Aun si las cortes están cerradas puede haber una forma para pedir una orden de protección y recursos de emergencia. Vea las Cortes y el COVID-19.

Información Legal

Asuntos Básicos del Sistema Judicial

Ver Todo

¿Cómo puedo mantenerme lo más seguro posible durante un caso judicial?

Es importante considerar su seguridad cuando esté decidiendo si presentar o no un caso judicial en contra de un/a agresor/a. Si usted ha huido de una situación de maltrato y se está escondiendo, presentar un caso podría facilitar que el/la agresor/a le encuentre (o por lo menos el condado en donde presentó el caso). La mayoría de los estados tienen programas de confidencialidad de la dirección que le permiten usar otra dirección para sus trámites legales. Sin embargo, la solicitud para entrar al programa de confidencialidad de la dirección de su estado puede tardar un poco en procesarse. Además, mantener la dirección de su casa confidencial no cambia el hecho de que el/la agresor/a sabrá cuándo usted estará en la corte para una audiencia ya que él/ella también deberá presentarse a la corte.

Si usted no se ha inscrito en el programa de confidencialidad de la dirección de su estado, es posible que tenga que poner su dirección en los documentos judiciales que presente. Muchas cortes tienen protecciones de confidencialidad para bloquear su dirección en la petición para que sólo los/as funcionarios/as judiciales puedan verla. Si esto es una preocupación para usted, debería discutirlo con un/a abogado/a antes de presentar la petición o preguntarle a el/la secretario/a de la corte si hay alguna manera de mantener su dirección confidencial.

Otra posibilidad que debe tener en cuenta es que si el/la agresor/a ya no es parte de su vida, comenzar un caso judicial en su contra puede provocar que el maltrato comience nuevamente. Después que el maltrato físico o verbal ha terminado, muchos/as agresores/as hacen mal uso del sistema judicial para continuar sus intentos de ejercer poder y control sobre los/as sobrevivientes. Por ejemplo, el/la agresor/a puede pedir varios aplazamientos (más tiempo) para tratar de incomodarle o puede decidir presentarse a la corte sin un/a abogado/a solamente para él/ella contrainterrogarle personalmente en el juicio para intentar intimidarle.

Además, a veces, comenzar un caso judicial puede tener consecuencias no deseadas. Por ejemplo, pedir ciertas cosas en la corte, como la custodia de los/as hijos/as, podría causar que el/la otro/a padre/madre de repente quiera estar más envuelto/a. Presentar una demanda de manutención de menores puede establecer la paternidad. Si usted se encuentra en una situación en la que el/la otro/a padre/madre no está pidiendo visitación o mucho contacto, y eso es aceptable para usted, es posible que quiera hablar con un/a abogado/a para ver si es realmente necesario presentar una petición de custodia.

Aquí tiene un enlace a nuestra sección de Seguridad en la Corte para que pueda pensar cuidadosamente cómo puede planificar mejor su seguridad.