WomensLaw no es solamente para mujeres. Servimos y apoyamos a todos/as los/as sobrevivientes no importa su sexo o género.

Importante: Aun si las cortes están cerradas puede haber una forma para pedir una orden de protección y recursos de emergencia. Vea las Cortes y el COVID-19.
Déjenos saber: ¿Cómo WomensLaw puede servirle mejor en estos tiempos tan difíciles?

Información Legal: Georgia

Leyes Estatales de Armas de Fuego

Actualizada: 
29 de octubre de 2019

Si le quitaron el arma de fuego al agresor ¿qué pasará con ella?

Si el/la juez/a dice que es necesario que el/la agresor/a entregue su(s) arma(s), usted también puede pedirle a el/la juez/a que la policía le quite el/las arma(s) cuando notifiquen a el/la agresor/a de la orden.  La policía puede guardar el/las arma(s) durante el período en el que la orden está en vigor.1

1Georgia Legal Services Program Self-Help Manual for Victims of Domestic Violence

¿A quién le puedo notificar si pienso que el agresor no debe poseer un arma de fuego?

Si piensa que el/la agresor/a está violando las leyes estatales de armas de fuego, usted puede llamar a la policía local o al departamento de el/la alguacil (sheriff) o a la policía estatal.  Si piensa que el/la agresor/a está violando la ley federal de armas de fuego, puede llamar al Buró de Control de Bebidas Alcohólicas, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (“ATF” por sus siglas en inglés). Usted puede conseguir información de contacto del departamento del sheriff de su área en nuestra página GA Comisarías de Sheriff.

Usted puede conseguir oficinas del ATF en Georgia en la página web de ATF.  Para reportar actividades ilegales de armas de fuego, cualquier persona puede llamar al 1-800-ATF-GUNS (1-800-283-4867).  Muchas oficinas del ATF tienen defensores/as (también llamados/as “coordinadores de víctimas y/o testigos”) y, quizás, puede pedir hablar con alguno/a de los/las defensores/as si ha tenido dificultad para contactar (o recibir una llamada de vuelta) de algún/a oficial del ATF.

Una organización local para la violencia doméstica en su área también pudiera responderle sus preguntas y asistirle en hablar con los/as oficiales del orden público necesarios.  Usted encontrará información sobre las organizaciones en su área en nuestra página GA Intercesoras y Albergues.

Nota: Generalmente, el/la agresor/a no tiene que tener conocimiento de la ley aplicable para poder ser arrestado/a por violar la ley.  Si el/la agresor/a tiene o compra armas de fuego en violación de la ley, el/la agresor/a puede ser arrestado/a, aun cuando él/ella no sabía que estaba violando la ley.1

1United States v. Lippman, 369 F. 3d 1039 (8th Cir. 2004); United States v. Henson, 55 F. Supp. 2d 528 (S.D. W.V. 1999)

¿Qué sucederá si el agresor intenta comprar un arma?

Antes de comprar un arma de fuego de un/a vendedor/a licenciado/a, todos los/las compradores/as deben someterse a un chequeo de antecedentes penales realizado por el Sistema Nacional de Chequeo Instantáneo de Antecedentes Penales (“National Instant Criminal Background Check System,” o “NICS” por sus siglas en inglés). El Sistema Nacional de Chequeo Instantáneo de Antecedentes Penales es utilizado por los/as licenciatarios/as federales de armas de fuego (“FFLs,” por sus siglas en inglés) para determinar de forma instantánea si alguien es elegible para recibir explosivos o armas de fuego.1 Si el/la agresor/a tiene una orden de protección calificada en su contra o, si ha sido sentenciado/a por un delito grave o un delito menos grave por violencia doméstica intrafamiliar en cualquier estado, esos registros deben estar en el NICS, lo cual debería imposibilitarle a el/la agresor/a comprar un arma de fuego. No todos los estados tienen un sistema automatizado de registro, lo que dificulta el proceso de verificación de antecedentes penales, por lo tanto, algunos criminales y agresores/as logran burlar el sistema. También es importante saber que no se necesita una verificación de antecedentes penales para ventas privadas y a través del Internet.

Si el/la agresor/a pudo comprar un arma y usted entiende que él/ella no debe tener una legalmente, usted puede avisarle a la policía y pedir que le quiten el arma y quizás ellos/as lo/a investigarán. Generalmente no es buena idea asumir que porque el/la agresor/a pudo comprar un arma, es legal que la tenga.

1National Criminal Justice Reference Service website