WomensLaw no es solamente para mujeres. Servimos y apoyamos a todos/as los/as sobrevivientes no importa su sexo o género.

Información Legal: Arkansas

Leyes Estatales sobre Armas de Fuego

Ver Todo
Actualizada: 
12 de febrero de 2020

Tengo una orden de protección en contra de mi agresor. ¿Puede él/ella tener un arma o comprar una nueva?

Depende.  Las leyes federales, que son aplicadas a todos los estados, prohíbe que el/la agresor/a posea un arma si usted tiene una orden de protección en contra suya.  Esta orden de protección tiene que cumplir ciertos requisitos. Bajo la ley del estado de Arkansas, todas las órdenes de protección deben incluir una nota que diga que es ilegal para el/la agresor/a tener, transportar o poseer un arma de fuego o municiones basadas en estas leyes federales.1  Vea Leyes Federales sobre Arnas de Fuego para obtener más información.

1 A.C.A. § 9-15-207

Tengo una orden temporal (ex parte) en contra de mi agresor. ¿Es necesario que espere hasta obtener una orden permanente para que se le pueda quitar el arma a mi agresor?

Posiblemente. Puede pedirle al juez que escriba en su orden temporal que su agresor no puede poseer un arma mientras espera la audiencia completa para obtener una orden de protección permanente. Si la restricción de armas no está especificada en la orden temporal, entonces tal vez usted tenga que esperar hasta tener la orden permanente.

Puede haber una pequeña posibilidad de que pueda ser ilegal bajo la ley federal para tener un arma de fuego, mientras que hay una orden de protección temporal.  Si el juez le dio una orden de la protección ex parte (lo que significa que no se ha avisado al agresor), que los jueces normalmente se otorgan, aún podría ser legal para que él / ella tenga un arma de fuego bajo la ley federal.  Sin embargo, si el juez programó una audiencia en la corte y le dio aviso de la audiencia al agresor antes de dar la orden de protección temporal, es posible que sea ilegal para él / ella tener un arma de fuego bajo la ley federal.3  Sin embargo, la orden de protección también debe cumplir con ciertos requisitos.  Leer Tengo una orden de protección permanente contra la persona que abusa de mí. ¿Puede esta persona quedarse con el arma o comprar una nueva? para obtener más información.

¿Hay algo que puedo hacer para incrementar la posibilidad de que se le quite el arma a mi agresor al obtener una orden de protección?

Aquí le proporcionamos algunas ideas útiles:

  1. Si su agresor posee un arma o armas de fuego, dígale a el/a juez/a cuantas tiene y si alguna vez ha sido amenazada con una de ellas.
  2. Pídale a el/la juez/a que escriba específicamente, en la orden de protección, que el/la agresor/a no tiene derecho a ser dueño de, comprar, o poseer un arma de fuego mientras que la orden esté en vigencia.
  3. Antes de salir del tribunal, asegúrese que la restricción de armas de fuego esté escrita en su orden.

Puede serle útil, también, si el/la juez/a explica qué sucederá con las armas de fuego de el/la agresor/a, es decir, quién las tomará y dónde las almacenarán al salir del tribunal. Si el/la juez/a accede a especificar en la orden que el/la agresor/a no tiene derecho a quedarse con sus armas mientras que la orden de protección esta en vigencia, puede que desee pedirle a el/la juez/a también lo siguiente:

  • Requerir que el/la agresor/a le entregue su arma a la policía, o bien requerir que la policía vaya directamente a su casa y confisque el arma o armas.
  • Clarificarle tanto a usted como a el/la agresor/a por cuánto tiempo permanecerán las armas retenidas.
  • Ordenarle a la policía que le informe cuando les hayan sido devueltas las armas a el/la agresor/a.1

1 Americans for Gun Safety; “Domestic Violence and Guns: A Guide to Laws that can Remove Guns from a Domestic Abuser.” Nota: Esta organización se llama ahora Third Way, y ya no publica este artículo en su website.

Mi agresor no se presentó a la audiencia de la orden de protección. ¿Se le puede quitar el arma?

Es posible. No es necesario que su agresor se presente a la audiencia para que se pueda aplicar la ley, pero si es necesario que haya sido propiamente notificado de la audiencia y haya tenido oportunidad de asistir.1

Si no esta prevista una audiencia y/o la notificación de la orden de protección no se ha llevado acabo entonces la ley federal de armas de fuego puede que no le sea aplicable a su agresor. 2

1 United States v. Bunnell 106 F. Supp. 2d 60 (D. Me. 2000), aff’d 280 F. 3d 46 (1st Cir. 2002.)
2 United States v. Spruill 292 F. 3d 207 (5th Cir. 2002.)